Transformar las causas de las desigualdades en nuestros territorios

Transformar las causas de las desigualdades en nuestros territorios

  • img

    Transformar las causas de las desigualdades en nuestros territorios

    ¿Se pueden eliminar las causas que generan la desigualdad, la exclusión y la degradación ambiental de nuestras ciudades y pueblos?

    Los municipios son las instituciones públicas más cercanas a la ciudadanía y cuentan con competencias para poder desarrollar e impulsar una economía más justa, al servicio del bien común y al servicio de la sostenibilidad de la vida. Muchos de ellos se han puesto manos a la obra y están desarrollando, con diversa intensidad, acciones que transforman nuestros territorios. Este mismo año, la jornada “Transformar los territorios desde la economía solidaria” que se celebró en Pamplona, nos acercó una muestra de estos municipios.

    Una de las prácticas que más impacto potencial tiene es la contratación pública responsable. La administración gestiona una cantidad importante de dinero, que según como se gaste, puede convertirse en una potente herramienta de cambio social. Se trata de introducir en los contratos que elabora la administración criterios sociales y ambientales. Estos criterios añaden a las ventajas relativas al objeto del contrato, otras relativas a cuestiones sociales y ambientales, que suman a la sostenibilidad de nuestros territorios.

    La contratación pública responsable supone introducir cláusulas sociales con el objetivo de escoger aquellas empresas o entidades que se ocupen de la inserción laboral de personas en situaciones de exclusión, que practiquen la igualdad entre hombres y mujeres, que se ocupen de la calidad en el empleo, que consuman comercio justo, que integren en su gestión criterios éticos, justos o transparencia fiscal.

    También hay opción de introducir cláusulas ambientales para contratar con las empresas que ofrezcan la minimización del consumo de recursos naturales, la mínima generación de residuos peligrosos y no peligrosos, así como su reutilización o reciclabilidad, la eficiencia energética y utilización de fuentes de energía renovables.


    Gaztelan ha desarrollado una parte importante de su trayectoria en materia de generación de empleo, a través de contratos reservados o con cláusulas sociales. Actualmente desarrolla servicios para Barañain, Burlada y la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de Noain.


     

    Las administraciones que optan por este tipo de contratación, no sólo cuentan con un buen servicio, sino que además contribuyen a generar oportunidades de empleo para las personas que se encuentran más alejadas del mercado laboral.

    Cada vez más municipios se orientan a construir sociedades más equitativas, inclusivas, social y ambientalmente sostenibles. Pero no sólo se está extendiendo, sino que también se está fortaleciendo, mediante la creación de redes. Una de las más ambiciosas es la recién creada Red de Municipios por la Economía Social y Solidaria de Cataluña. Se compone de 31municipios y aglutina al 44% de la población catalana. Tiene la finalidad de continuar, mejorar e intensificar una estrategia metropolitana y territorial compartida, para hacer de la economía social y solidaria uno de los instrumentos principales de superación de las desigualdades sociales diversas y de orientación de un modelo socioeconómico democrático, justo y sostenible para las personas y sus vidas.

    En Pamplona, el Ayuntamiento ha habilitado un espacio en el centro de la ciudad para el desarrollo de la economía social y solidaria, el proyecto Geltoki. En él podremos participar directamente en la transformación de nuestros territorios y conseguir extender un modelo de economía que ponga las personas en el centro. La alternativa va quedándose entre nosotras. Tenemos el deber de participar en ella y extender esta oportunidad para trabajar por un mundo sostenible.